Cestas ecológicas a domicilio en Zaragoza

By Gloria Martínez @GloriaMartinezS

Agua, tierra, sol y estiércol. No hace falta nada más para saborear lo auténtico. Rafa lo tiene claro. Por eso, cuando la empresa en la que trabajaba cerró, cambió su día a día como carpintero por el de agricultor ecológico, aprovechando un terreno que tenían sus padres. Ellos, hasta el 2009 estaban al frente de la Granja Virgen de las Nieves que, durante 40 años, se dedicó a la producción de leche. Ahora, en esa hectárea, Rafa cultiva hortalizas con las que ofrece cestas ecológicas a domicilio. 

IMG-20150607-WA0002-300x180

Melada Huerta Saludable es más que un huerto cultivado de forma natural, en la que nuestra única receta es tierra, agua, sol y estiércol, añadiendo los ingredientes de cariño, entusiasmo y una exquisitez de amabilidad con ciertos aires de creatividad y originalidad, y el éxito de ello son nuestros productos que están de lujo y, como todo lujo, lo servimos como tal donde tú quieras”.

Cestas ecológicas: verduras de temporada cultivadas de manera ecológica y artesanal

Desde finales del 2014 reparte cestas a domicilio dos veces a la semana y, desde hace un año, los sábados está en el Mercado Agroecológico de la Plaza del Pilar de Zaragoza. Empezó cultivando poco, luego llegó a la hectárea actual y ha alquilado otra más para tenerla a partir de septiembre y así incrementar la oferta y poder tener siempre productos. “Entrar en el mercado agroecológico te abre puertas, tienes más facilidad de ventas… Eso facilita mucho el poder ampliar. En el mercado vendo el 60% de la producción”.

foto cesta

Tenía claro que, en esta nueva faceta profesional, iba a apostar por lo natural, por la agricultura ecológica. “En Melada Huerta Saludable solo utilizamos estiércol de vaca para abonar nuestra tierra y productos naturales o extractos de plantas para luchar contra plagas y enfermedades. Nosotros nos dedicamos a cultivar verdura de manera totalmente artesanal, siguiendo las técnicas de la agricultura ecológica. Tampoco utilizamos grandes maquinarias; solo una moto azada y la azada de mano, con lo que contribuimos a tratar la tierra con mucho cuidado. Realizamos la rotación de cultivos en cada parcela, Leguminosas – hortalizas de fruto – hortalizas de hoja – hortalizas de raíz, y así sucesivamente; así conseguimos que sea mas difícil la instalación de plagas y, como cada grupo de hortalizas requiere de unos nutrientes, no agotamos la tierra”.

IMG-20150607-WA0011-300x180

Si le preguntas a Rafa que les hace diferentes, la respuesta es clara: “que recolectamos el mismo día de la entrega, porque recolectamos y, directamente, va al consumidor sin pasar por cámaras frigoríficas; por eso, repartimos cestas ecológicas dos días a la semana y también estudiamos el espacio de la huerta que vamos analizando, y plantando por partes para que nuestras hortalizas estén cuidadas al máximo sin saturarlas en su espacio y que sea posible la recolección el mismo día de la entrega del pedido”.

Para Rafa no hay secreto alguno, sino trabajo diario: entre el campo, los repartos, el mercado, la burocracia, las redes sociales, la web….“Las tardes que me quedo con mi hijo intento compaginarlo con el trabajo de ordenador. Aquí, en Aragón, el CAAE pide bastante documentación, todos los días hay que hacer algo. No existe una fórmula mágica ni una receta para que un negocio tenga éxito. El éxito es fruto del coraje y del espíritu emprendedor que convierte una idea en un plan, un plan en una estrategia y una estrategia en una empresa que se lidera hacia el éxito día con día”.

A pesar de tener claro el objetivo, los inicios, recuerda Rafa, no fueron buenos. De hecho, pensó en abandonar: “Era un año y pico que sólo podía vender en reparto a domicilio. Es duro conseguir clientes… Me llegué a plantear dejarlo pero creo en esto, en que es un medio de vida y que tiene futuro. La clave era aguantar hasta llegar al mercado (aquí hace falta estar inscrito en el CAAE en ecológico un año y medio antes de poder vender allí). A partir de ahí, ves que vendes, algunos sábados incluso todo y eso te anima a seguir, a producir más”.

IMG_0160-300x225

Ello hace que ahora sea más optimista respecto al futuro. Después de dos años y medio Rafa empieza a ver la rentabilidad del negocio: “Te da para quedarte algo de dinero después de pagar los gastos y reinvertir. El gran problema de las cestas ecológicas a domicilio es que alguien te pide una pero igual hasta el siguiente mes no repite. Son pocos los que consumen semanalmente verdura. No es problema de competencia sino de que la gente no tiene costumbre ni de consumir en ecológico ni de que te lo lleve a casa el mismo agricultor porque lo quieren ver in situ, ver lo que compran”.

fotoecomuniaRafa comenta a ECOMMUNIA, que aunque es cierto que el sector ecológico avanza, no lo hace “tan rápido como dicen”. “En el sector de la hortaliza la gente sigue yendo mucho a las fruterías que te ofertan, por ejemplo, dos kilos de acelga a un euro… Hay quien te pide porque quiere recuperar los sabores de antes, otros por salud, pero el crecimiento es lento. Si la gente probara el producto ecológico y viera su diferencia respecto a otro que está traído desde miles de kilómetros, que no tiene sabor… Entonces lo tendrían claro y el crecimiento sería mayor·”.

 

Buscar en ECOMMUNIA

Síguenos

Categorías Blog

Visita nuestra...
Tienda
ECO