capçaleraes un proyecto colectivo de un grupo de personas que no solo sueña despierta, sino que además pone los ingredientes necesarios para que estos sueños sean una realidad… Apostamos por un mundo más sostenible y por una Economía que mire por el Bien Común. Así pues, no nos conformamos solo con idealizar nuestros sueños, sino que pensamos que el cambio es posible con el esfuerzo y la aportación de cada uno de nosotros. Es por ello que tras un largo período de trabajo, de esfuerzo y de formación, hemos emprendido este nuevo camino a la par de nuestro pensamiento con el que queremos aportar nuestro granito de arena en nuestra clara apuesta por un mundo más sostenible y solidario.

¿Quiénes Somos?.

COO & Co-Founder: Pep Gomaris.

CEO & Founder: J. Vicent Alemany.

CMO & Co-Founder: Ivan Climent.

… Equipo en GERMINACIÓN constante.

Nuestro granito de arena …    

“En los últimos 50 años, nuestro sistema alimentario se ha vuelto más globalizado y mucho más dependiente del uso de materias primas baratas, insumos químicos y procesos de mecanización. Han hecho su aparición las grandes empresas, y el control de nuestros alimentos está cada vez más concentrado en un pequeño número de multinacionales cuyas operaciones abarcan toda la cadena alimentaria. Las consecuencias sociales y medioambientales son devastadoras: pequeños productores y empresas alimentarias a pequeña escala expulsados del sector en todo el mundo, destrucción de la biodiversidad y ecosistemas, obesidad y pobreza alimentaria generalizadas, y mientras la ciudadanía paga la factura de una crisis alimentaria tras otra. Al mismo tiempo, como consumidores, nos resulta cada vez más difícil saber qué es lo que compramos, quién la ha producido y de dónde procede.

Es imposible seguir como si no pasara nada. Está claro que es necesario un cambio fundamental.”

“En vez de discriminar a los productores locales, hay que situar los alimentos que provienen de una producción local sostenible en la base de nuestro sistema alimentario. De esta manera, los productores locales podrían abastecer a las comunidades próximas, en vez de estar sometidos a las grandes cadenas de suministro alimentario de escala industrial.
La relocalización de la producción, el procesado y la distribución de los alimentos puede contribuir a dar un giro a nuestra economía para generar un modelo que considera las consecuencias del cambio climático y la pérdida de biodiversidad, así como la creciente desigualdad social y económica. Nuestros sistemas alimentarios pueden apoyar las economías locales y a las personas que las utilizan para crear una economía más ecológica y más justa, promoviendo las empresas locales, mejorando la cohesión social y creando puestos de trabajo y producción artesana altamente cualificados.
Se ha demostrado que los canales cortos de los mercados locales aumentan los ingresos de los productores, proporcionan mayor autonomía a los agricultores y fortalecen las economías locales al apoyar a un número mayor de pequeñas empresas. De este modo se puede mejorar la viabilidad de las pequeñas explotaciones, reducir la huella de carbono de la distribución de alimentos y mejorar la seguridad alimentaria de los hogares proporcionando a las personas con rentas bajas acceso a buenos alimentos y o a una alimentación sana.
Hay diversos sistemas que ofrecen alimentos de producción local y circuitos cortos de distribución, entre ellos mercados de agricultores, venta en el lugar de producción, iniciativas de entrega a domicilio, tiendas móviles, agricultura apoyada en la comunidad, cooperativas de consumidores y productores, y comedores y restauración colectiva…”.

(Texto extraído del documento/estudio de la Asociación AMIGOS DE LA TIERRA / Friends of the Earth International (2015)… “De agricultor a consumidor: apoyo ciudadano a los alimentos de producción local y sostenible”).
logo mm

 … Un proyecto de CIRERA PLANET & Co.